Aaalai

La nación mas competitiva de Latinoamérica

6 de mayo de 2015
Chile es la economía más competitiva de América Latina, según el Informe Global de LATAM15_english_competitiveness (1)Competitividad 2014-2015 del Foro Económico Mundial. El país cuenta con una sólida estructura institucional (28 mejores del mundo), con bajos niveles de corrupción (25) y la macroeconomía estable (22a) a pesar de algunas rigideces en su mercado de trabajo que resultan de los altos costes de despido (120a).
Panamá viene encima en Centroamérica. El país cuenta con la infraestructura impresionante (40a) con algunos de los mejores puertos y aeropuertos (séptimo) instalaciones en el mundo.Está retenido por baja clasificación para el funcionamiento de las instituciones (74a) más notablemente en términos de corrupción (94a) y la mala calidad de la educación (83a.)
Costa Rica cuenta con uno de los mejores sistemas educativos de la región (21) y lo hace bastante bien en la capacidad de innovación (36a.) Pero la pobre infraestructura de transporte (108), la dificultad para acceder a la financiación, y algunas preocupaciones sobre su desempeño macroeconómico y de alta déficit presupuestario (116a) son negativos.
Brasil se beneficia de su gran tamaño del mercado y la comunidad de negocios bastante sofisticado (47a) con focos de excelencia en la innovación (44a.) Pero el país está marcado por las debilidades persistentes de infraestructura de transporte (77a) y un deterioro percibido en el funcionamiento de sus instituciones (104a ) y la percepción de la corrupción (130a). Profundidad el mercado interior de México permite importantes economías de escala (10a) y el país tiene razonablemente buena infraestructura de transporte (41a), además de una serie de empresas sofisticadas (58a.) Pero México sufre de percepciones pobres sobre el funcionamiento de las instituciones (102a), el calidad de la educación, y su bajo nivel de absorción de las TIC (88a.)
 The World Economic Forum on Latin America takes place in Riviera Maya, Mexico, from 6-8 May.

Fuente: World Economic Forum

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *